Spotify, El Corte Inglés y ahora Movistar

image

spotifyYa hace unos meses saltó la noticia de que El Corte Inglés y Spotify llegaban a un acuerdo para vender tarjetas de suscripción con un descuento aplicado. Ahora es Movistar quien ofrecerá una nueva forma de negocio con Spotify premium, con un descuento para los clientes de Movistar de un 40% durante dos años y pagando el servicio mediante la misma factura de teléfono.

Sin duda, en esta alianza ganan todos, primero porque en un sector tan competitivo como es el de las operadoras móviles donde el regalo de smartphones ya no es un atractivo para clientes ni para las operadoras, poder ofrecer un descuento en la tarifa de Spotify premium permite darle un valor diferencial a Movistar.
En segundo lugar porque el cliente gana una reducción de la tarifa de Spotify premium además de facilitarle el pago ya que es Movistar la que mediante su factura lo contabiliza, así que el cliente se olvida de dar datos de su tarjeta de crédito.

Tercero y último la que mas gana es Spotify, porque aunque ofrezca un descuento del 40%, será mas fácil obtener clientes en aquellas franjas donde mas le cuesta que penetre el servicio premium. Por un lado esta la franja adolescente de 13 a 17, una franja que dispone de smartphones y tablets, con internet en estos dispositivos pero sin capacidad económica y la gran mayoría sin tarjetas de crédito, lo cual hace que los padres deban ser los pagadores. Con las tarjetas de prepago de El Corte Inglés ya se buscaba incentivar a este target que depende económicamente. Por tanto, los padres que pagan esas facturas telefónicas solo se les añade un pequeño plus en el recibo como podría ser la televisión por cable.

Por otro lado esta la franja que no es tan nativa digital, que empieza sobre los 40 y que aunque se maneja bien por la red, es mas escéptica de realizar pagos online así que al final no acaban disfrutando de un servicio premium por este escepticismo del comercio online. De ésta manera se olvidan de este mal trago ya que viene todo en una factura telefónica y evidentemente, con un buen ahorro.

Una gran jugada que esperemos que de buenos resultados al sector de la industria musical.